Este es uno de los primeros libros que leí sobre el Pirineo. Antes había leido ¨Requiem por un campesino español¨ de Ramón J. Sender, pero la ¨Crónica del Pirineo de Huesca¨ de Tico Medina fue mi primera guía del pirineo, más allá de la descripción y topografía de las ascenciones a los tresmiles, que en aquella época constituían nuestro único interés.

Es un libro antiguo y que acusa el paso del tiempo. Algunas referencias al contexto de la época no serían hoy bien vistas, y le hacen perder algo de valor como obra de referencia del género del paisajismo en la literatura de montaña.

Pero tiene fragmentos de gran sentido del humor, de fino análisis de tipos humanos y de descripción del paisaje otoñal del Pirineo que quedan en la memoria. El estilo de vida de la época, el recuerdo de las pensiones de pueblo, los trabajos del campo y del monte, el carácter del montañes, quedan como recuerdo de una época pasada.

Este libro vuelve siempre a mi pila de lectura. Y siempre deja algo nuevo.

Escrito en Madrid en agosto de 2012