Archives for the month of: September, 2012

El agua de la montaña

Advertisements

Según Petr Janata, profesor de psicología en el Centro para la Mente y el Cerebro de la Universidad de California en Davis, nuestros recuerdos son películas mentales que se proyectan en nuestro cerebro y que se pueden desencadenar cuando escuchamos una pieza musical familiar que actúa como su banda sonora. El responsable de este proceso es el cortex prefrontal medial, que se considera como la región del cerebro que soporta los procesos auto-referenciales, incluyendo la integración de información sensorial con el auto-conocimiento y la recuperación de la información autobiográfica (http://cercor.oxfordjournals.org/content/early/2009/02/24/cercor.bhp008.full.pdf+html.)

Existen muchos tipos de música que disfrutar en el Pirineo. Pero no todas ellas tienen capacidad de evocación del Pirineo. No siempre he dado importancia a la música que escuchaba en el Pirineo y por eso no encontraba un poder de evocación fuerte al que referirme. En mi transformación actual he encontrado una categoría que responde a esta necesidad de evocación y la he incorporado en mi rutina cotidiana.

Esta categoría es una variedad de música antigua asociada a la peregrinación del Camino de Santiago. La peregrinación a Santiago se popularizó a partir del año 1000 y alcanza su máximo esplendor entre los siglos XI y XII. La ruta jacobea se convirtió en una vía de vital importancia económica, comercial, militar y cultural. La música del camino de Santiago tiene una fuerza tremenda y su capacidad de evocación es máxima. Entiendo que se trata de una percepción muy personal, pero creo vale la pena intentarlo.

En mi caso, como hemos dicho al principio respecto a la hipótesis del Prof. Janata, la música del Camino se Santiago evoca multitud de procesos de autorreferencia ligados a un momento temporal, congruente con un espacio en un rincón del mundo llamado Pirineo.

Climb every mountain

El Camino de Santiago entra en España desde Francia por diferentes pasos naturales a través del Pirineo. El llamado Camino Francés utilizaba los puertos de El Palo y Somport.

El Puerto de Somport es conocido desde el tiempo de los romanos (“Summum Portus”). El Camino desciende el valle alcanzando enseguida las ruinas del Hospital de Santa Cristina, uno de los más importantes del camino. Prosigue el trayecto hasta Canfranc Estación y hasta la planicie de Jaca.

En este corto tramo el valle es angosto, y los días de lluvia y nieve es realmente espectacular. Las joyas románicas tienen un anticipo en este paisaje que se muestra en la fotografía. Es inevitable evocar a los peregrinos que marchaban por las sendas, con mucho camino recorrido y mucho camino por recorrer. Nosotros marchamos sobre sus huellas.

Crónica del Pirineo de Huesca (Reseña en ABC, 1972)

Después de investigar, y de intentar buscar otras ediciones del libro en internet, me encontré con esta crítica del libro en la sección de libros del 22 de marzo de 1972.